13 de marzo de 2013

Pan de Kilo

Ninguno de los dos habiamos escalado todavia en esta gigantesca mole de placas verticales, risco fetiche de la escalada libre de dificultad en la Pedriza. Tras pasar innumerables veces por su base y ver sus vias como feroces itinerarios que me quedaban muy lejos de poder ser alcanzados, por fin iba a embarcarme por sus muros y placas y a descubrir como es verdaderamente el Pan de Kilo.

En la guapisima placa antes de la fisura diabolica.

 Pocas veces he coincidido con Arturo en Madrid, y como no sabiamos cuando volveriamos a tener la oportunidad de visitar este imponente risco decidimos aprovechar a fondo el dia.
La idea inicial era, si el tiempo lo permitia, escalar hasta no poder más, asi que bien pronto salimos de las oscuras entrañas de la gran ciudad y todavia con el frio mañanero de un dia cualquiera de febrero llegamos al aparcamiento.
Dificil fisura para proteger, mas dificil para escalar.

Como hace apenas dos dias que he subido por el Hueco de las Hoces, enfilamos rapido el camino y enseguida nos plantamos en el pie de la Oscar y Raul II.
El dia era bastante frio, y constantemente caian una especie de copos blancos del cielo que ninguno supimos exactamente que eran. Nos dio un poco igual y seguimos escalando.
Arturo tuvo que emplearse a fondo en la dificilisima fisura de mitad del primer largo, y tuvo que ir secando algunos agarres y apoyos del diedro que queda por encima.

Estetica vira en la parte mas facil de la via.

Despues del potente y hermoso primer largo, me toco disfrutar de un largo más equipado. La verdad es que me alegró reencontrarme con las tipicas corrientes de aire pedriceras, esas que te obligan a no mirar abajo, a no pensar y a concentrarte en la punta de tus pies. Esquivando un pequeño charco en la pared cazé la vira que habiamos visto desde el suelo y desde aqui corre, corre que me hielo.

Flipando con los seguros precarios que habia puesto Arturo.

Tras rapelar y comer un poco nos fuimos a la Via de los Inviernos, cuyo primer largo tenia una pinta realmente aterradora, supongo que por culpa del hielo y la nieve que cubrian parte de la chimenea por la que empieza.
 Sin estar muy seguros de que fuese posible subir por esa nevera comenzamos la escalada. Arturo puso toda su concentración en el asunto y esquivando la nieve, y despues el hielo consiguio arrastrarse por la helada chimenea hasta encontrar un clavo.

Arturo apunto de encadenar el largo de 7a.

Cuando recuperaba el tramo helado de la chimenea, lo primero que me sorprendio, aparte de los carambanos de hielo, fue la fina pelicula blanquecina que por arte de frio les habia salido a los aliens colocados.
Llegue lo más rapido y elegantemente que pudé a la reunion y con el pulso todavia acelerado y los pìes insensibles me dirigi al precioso diedro de sexto grado que tenia por encima. Un largo precioso de escalada tecnica y bonitos movimientos que acaba en un dificil muro que se puede hacer en A0.

La espectacular chorrera del ultimo largo.

El ultimo largo surca una tremenda chorrera vertical en la que el sol nos obsequio con algunos rayos que nos alegraron la escalada.  A pesar de la tremenda dificultad del largo Arturo probó y escalo hasta mitad del largo, donde optó por sacar los peldaños.

Una vez en el suelo los dos nos dimos por satisfechos. Recogimos los trastos contentos y bajamos hacia Cantocochino cantando con las ultimas luces del dia, habia sido un gran dia de autentica escalada pedricera, con chapas, sin chapas, en libre, en artifo, en placa y en fisuras, en un risco que jamas habiamos subido...


Pan de Kilo (La Pedriza): Via Oscar y Raul II  6c o 6a/A1.  Llevar un juego de friends hasta el        
                                                                      cuatro y algunos microfriends.
                                     
                                       Via de los Inviernos 7b o 6b/A1. Llevar un juego de friends y 2 juegos de micros.                                                      


Salut colgaos!!

4 comentarios:

Andrea Duane dijo...

Vaya fotos chulas! y... llevas un casco de moto rosa colgando del arnes? o es un globo..?

Mikel dijo...

Je,je,je.... Es una nueva tecnica que he aprendido de mi buen amigo Gullich. Se trata de añadir globos de aire en todos los portamateriales del arnes para ayudar al efecto levitacion. Funciona.

Besos gata...;)

Anónimo dijo...

Bonitas fotos y descripción de esta vía que abrimos en honor a los hermanos Oscar y Raul, me ha llevado a recordar cuando yo era capaz de subir por allí
Enhorbuena
Guillermo Amores

Mikel dijo...

Gracias Guillermo por tu comentario! Me alegro que te hayan gustado las fotos y que te hayan recordado a cuando abristeis esta joya de via.
Seguro que fue un gustazo poder abrir y dedicar una linea tan guapa.
Saludos!